El Blog de Gerard Garcia-Gassull

¿Por qué establecer una SICAV en Malta?



Malta dispone de una regulación del ámbito financiero de carácter flexible y con un régimen tributario realmente interesante para los inversores, configurándose como uno de los centros financieros mediterráneos más atractivos. 


Es miembro de la Unión Europea desde el año 2004 e introdujo el Euro como moneda oficial en fecha 1 de enero del 2008. A través de su excelente entorno y estilo de vida, Malta anima a las empresas y profesionales a instalarse en ella, beneficiándose así de las ventajas fiscales que ofrece. 

La industria de Malta dedicada a los fondos de inversión se ha reestructurado y se ha ido internacionalizando en los últimos años, convirtiéndose en su sector industrial más importante. Esta isla, ofrece un régimen fiscal muy eficaz, mediante el cual evita la doble imposición sobre los beneficios empresariales gravados que se distribuyen como dividendos. 

El sistema fiscal de Malta se desarrolla cumpliendo principios de no discriminación de la Unión Europea. Es decir, Malta se obliga a dar un trato fiscal análogo a (i) residentes fiscales, con independencia de su nacionalidad, (ii) a los establecimientos permanentes y, (iii) a las compañías que realicen su actividad en un Estado, independientemente de si sus accionistas son residentes de otro Estado.

Malta ofrece a los inversores un entorno ventajoso para el ejercicio de actividades empresariales,  ya sea para el establecimiento de una sociedad unipersonal, sociedad colectiva, sociedad de responsabilidad limitada, sucursal de una empresa extranjera, sociedad fiduciaria, cooperativa o bien, sociedad de inversión con capital variable (en adelante, SICAV).

Las SICAV, se establecen en Malta como sociedades de inversión cuyo objeto es la captación de fondos para gestionarlos e invertirlos en valores u otros instrumentos financieros. Se han establecido como el vehículo financiero por excelencia de la isla. Se rige por la Ley de Sociedades maltesa de 1995, toda Compañía registrada en Malta debe establecer su domicilio social en la isla. Se debe aportar documentación relativa a las escrituras de constitución y estatutos de la Compañía. 

En el caso de que un inversor disponga de un fondo en otro país de la Unión Europea y quiera trasladarlo a Malta, deberá realizar una redomiciliación, cambiando la nacionalidad del fondo, pasando a estar bajo el sistema jurídico de un país a la regulación del país maltés. 

Todo fondo de inversión maltés dispone de un Código ISIN, “International Securities Identification Numbering system”, se trata de un número identificativo compuesto de 12 caracteres alfanuméricos mediante el cual se identifica de forma concreta e unívoca a un valor mobiliario a nivel internacional. Tiene la ventaja de que el inversionista solo debe indicar el ISIN a su Banco, agilizando y facilitando los trámites. 

Como principales ventajas del establecimiento de una SICAV en Malta destaca el establecimiento de una normativa fiscal competitiva y que permite la innovación. El régimen fiscal es atractivo y ha firmado con más de 70 países Convenios para evitar la doble imposición y la evasión de impuestos.

Los fondos pueden constituirse en un breve periodo de tiempo, agilizando los plazos para su lanzamiento al mercado. Asimismo, los costes de constitución de estas sociedades son inferiores a los de otros países europeos, en ocasiones el coste total es de hasta un 50% inferior.

Mediante su regulación, se establece un marco de transparencia, eficacia y de integridad de las inversiones, otorgando seguridad a los inversores. Además, las SICAV, pueden estructurarse a través de subfondos, dándo lugar a la emisión de sus propias participaciones. Pueden constituirse compartimentos totalmente diferenciados e independientes.

Profundizando en las particularidades de estas sociedades de inversión en Malta,  cabe decir que será el MFSA, Malta Financial Services Authority, el organismo financiero que autorice la constitución de los fondos. Se trata de la entidad encargada de regular los servicios de tipo financiero en Malta, supervisando las instituciones financieras, el crédito y las inversiones. Este organismo revisa y autoriza los proyectos,  que en caso de ser aprobados se rigen por un régimen fiscal extremadamente competitivo,  gozan de la exención de impuestos. 

2 comentarios:

  1. MuchAS GRACIAS , un articulo muy interesante e instructivo , como todos los tuyos.
    No tienen precio .
    Un saludo

    ResponderEliminar